martes, 6 de diciembre de 2011

El Ejército de Uruguay no encubrirá a los represores de la dictadura


Mucho revuelo han causado en Uruguay unas declaraciones del comandante del Ejército Pedro Aguerre, pero por ser insólitamente positivas. El militar convocó una conferencia de prensa para anunciar, rodeado de sus generales, que el Ejército Nacional no respalda ningún pacto de silencio que trate de proteger los crímenes de la dictadura (1973-1985)

"El Ejército Nacional no es una horda, malón o algo similar”, resaltó Aguerre durante su comparecencia. “El Ejército Nacional no aceptará, tolerará, ni encubrirá a homicidas o delincuentes en sus filas (…) Hoy estamos hablando de delitos, y esa es una línea que este comandante y su Ejército no traspasarán", aseguró.

Las declaraciones de Aguerre, escrupulosamente escritas en un comunicado del que no se apartó, tienen un claro detonante. Hace unos días se descubrían, en un predio militar, los restos de un reconocido periodista y maestro que había desaparecido durante la dictadura, Julio Castro. Éste es el tercer cadáver enterrado de manera clandestina que se descubre desde que en 2005 comenzaran las excavaciones en recintos militares.

"Invito y solicito apoyo, dentro y fuera de la Fuerza, para conjuntamente obtener información, en orden a delimitar la responsabilidad material o no, del Ejército, en este caso [de Julio Castro] y en cualquier otro que se entienda a futuro", precisó Aguerre.
El militar, que asumió su cargo el 31 de octubre, aseguró que desconocía la existencia de algún tipo de acuerdo que pretendiera encubrir delitos de lesa humanidad, pero que en el caso de que alguno estuviera vigente, daba la orden de revocarlo. “Lo que estamos tratando es de tender la mano, espero que todos lo entiendan” añadió antes de levantarse sin aceptar preguntas.

La sorpresa inicial ha dado paso a comentarios más o menos cautos, pero receptivos, sobre la postura del Ejército. El presidente José Mujica calificó los dichos de Aguerre como valientes, además de “críticos, porque pide colaboración”.

Pero según el diario El Observador, que cita a fuentes militares, ha sido el mismo mandatario el que exigió el viernes una respuesta pública de los militares, indignado como estaba por la aparición de Castro en la finca militar. El Ejército, al parecer, debatió de manera interna los términos del comunicado durante 48 horas.

Fuera o no una orden, el comandante Aguerre no ha querido ocultarse detrás de sus afirmaciones, y ya se ha reunido con personas “vinculadas” a los desaparecidos. “Si viene la madre de un desaparecido, que lo haga tranquila que la voy a atender”, afirmó.

Así lo cree el ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro, que además considera “posible” que a partir de ahora pueda surgir nueva información sobre los desaparecidos.


* Artículo aparecido en Público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Macri logra un triunfo contundente en las elecciones legislativas de Argentina

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, ha reforzado de manera inédita su capital político tras las elecciones parlamentarias que se ...