sábado, 26 de diciembre de 2009

Los Kirchner son absueltos de las acusaciones de enriquecimiento ilícito*

La presidenta argentina Cristina Fernández y su esposo Néstor Kirchner han sido sobreseídos en una causa que los investigaba por supuesto enriquecimiento ilícito en la función pública. El juez federal Norberto Oyarbide ha dado por cerrado el caso tras un informe del Cuerpo de Peritos Contadores de la Corte Suprema en el que se descartaban irregularidades en la declaración jurada presentada por el matrimonio en 2008.

En aquel informe patrimonial se constataba un crecimiento patrimonial del 158% con respecto al año anterior. Se calcula que hoy los Kirchner tienen un capital que ronda los 8 millones de euros.

Hace unos meses tres miembros de la fuerza opositora Coalición Cívica, junto a un abogado independiente, solicitaron a la Justicia que se averiguara por qué la riqueza de la presidenta y su marido había pasado de 4,6 millones de dólares en 2007 a 12,1 millones un año después.

Este aumento había obedecido, según el matrimonio, a la triplicación de sus depósitos bancarios,a la creación de dos empresas en el sector hotelero, y a la venta de 16 inmuebles en Santa Cruz, la provincia natal del ex presidente Néstor Kirchner.

Antes que el juez Oyarbide, otros dos jueces federales habían estudiado de dónde proviene la fortuna de la pareja. Los casos se cerraron una vez más dado que no se encontraron anomalías en la documentación fiscal presentada en 2005 y 2007.

Polémica decisión judicial

La oposición no se vio sorprendida por el sobreseimiento. Ante los rumores que adelantaban la decisión del juez Oyarbide, dos diputados de Coalición Cívica presentaron una denuncia hace un par de días en la que pedían profundizar la investigación y en la que recogían nuevos datos que según ellos debían ser examinados.

Como de nada ha servido, la jefa de la Colición Cívica, Elisa Carrió, y el jefe del bloque radical en el Senado, Gerardo Morales, han comunicado que promoverán un juicio político contra el magistrado Oyarbide por mal desempeño de sus funciones. El abogado que denunció a los Kirchner por enriquecimiento ilícito, Enrique Piragini, aseguró a su vez que apelará la medida de Oyarbide.

Uno de los primeros que ha pedido calma ha sido un juez de la Corte Suprema, Carlos Fayt, quien ha explicado que Oyarbide “es un buen juez que puede equivocarse” y que hay que tener en cuenta que “todos los jueces de primera instancia son revisados por la Cámara y luego por la Corte”.

Néstor Kirchner, por su parte, cuestionó esta semana a los que han criticado a Oyarbide. “Cuando la justicia les falla a favor es un gran juez y cuando no les gusta, es mal juez”, indicó el diputado nacional en un acto público. “No nos perdonan haber incorporado 2,5 millones de personas al sistema jubilatorio y que por las privatizaciones de los 90 habían quedado prácticamente en la calle. No nos perdonan haber creado cinco millones de puestos de trabajo, y de haber llevado la desocupación del 27 al 9%”, añadió.

La causa, tal y como confirmó el propio Oyarbide a la prensa, se encuentra ahora en manos de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas. El magistrado, que recordó que su fallo sería revisado por instancias superiores, defendió ayer su resolución con un escueto “resulta justificado” ante los periodistas que lo interceptaron a las puertas de su casa.

* Artículo aparecido el 22-12-2009 en el diario español Público

No hay comentarios:

Publicar un comentario

“Depende de la política española que se avance en la causa del franquismo”

La jueza argentina María Servini de Cubría, que instruye desde 2010 el único proceso judicial del mundo que investiga los crímenes del f...