jueves, 7 de julio de 2011

Cristina Fernández prohíbe la publicidad sexual en la prensa

Ayer entró en vigor en Argentina el decreto que prohíbe la publicación de anuncios de prostitución en la prensa de este país. La jefa de Estado, Cristina Fernández, promulgó además una ley contra la trata de seres humanos, que ahora pasa a ser delito federal. El ejecutivo de Buenos Aires pretende con esta doble medida "la paulatina eliminación de las formas de discriminación de las mujeres".

Todos los anuncios de comercio sexual se agrupaban hasta ahora en el "rubro 59", una categoría más de las existentes en la publicidad de la prensa escrita argentina. "Les deja pingües ganancias a los diarios que hacen negocios con esta oferta", indicó la presidenta durante un acto. "No se puede desde las tapas [portadas] pedir al Gobierno que luche contra la trata de personas y después en las páginas comerciales publicar avisos", añadió.

Los principales diarios argentinos de tirada nacional que permitían estos anuncios eran hasta ahora Clarín, La Nación, Ámbito Financiero y El Argentino. Además de ser el diario de mayor difusión, Clarín era también el periódico que más dinero ingresaba por este tipo de publicidad.

Los anuncios de prostitución de este matutino en particular habían sido ya motivo de reproche por parte del jefe de Gabinete de ministros argentino, Aníbal Fernández, quien denunció que Clarín ingresaba "un millón de pesos [casi 170.000 euros] por mes en el rubro 59". Esta cifra, multiplicada por los 12 meses del año, casi equivale a lo que el periódico recibió durante 2010 de publicidad oficial del Gobierno: 12,9 millones de pesos (2,18 millones de euros).

La presidenta argentina también aprovechó la firma del decreto para criticar a Clarín, en lo que parecía una escalada más en la pugna que desde 2008 mantiene en permanente disputa al Gobierno de la presidenta y al grupo multimedia al que pertenece el diario. Un conflicto avivado desde entonces por la Ley de Medios promulgada por el Ejecutivo, la disputa por el principal proveedor de papel para prensa, del que Clarín es uno de los accionistas mayoritarios, y el enfrentamiento de la dueña del diario, Ernestina Herrera del Noble, con la Justicia, que quiere averiguar si sus dos hijos adoptivos fueron robados a desaparecidos.


* Artículo aparecido el 07-06-2011 en el diario español Público

No hay comentarios:

Publicar un comentario