martes, 5 de julio de 2011

España: un millón de casas y ningún comprador

En una década construyó más inmuebles que Alemania, Inglaterra y Francia juntos. Con la explosión de la burbuja inmobiliaria y la recesión, hay pocos españoles con posibilidades de adquirirlas.

Desde que comenzara el boom de la burbuja inmobiliaria, que a partir de 2000 fue el principal motor del crecimiento económico, España ha levantado una media de 700 mil viviendas por año, una cifra que equivale a lo que han construido Francia, Inglaterra y Alemania juntas.

Según el ministerio de Fomento español, la cantidad de casas sin vender en 2005 casi duplicaba la del año anterior, y desde entonces, esta cifra ha continuado en franco ascenso: 273.363 unidades en 2006, 413.642 en 2007, 613.512 en 2008 y 688.044 en 2009.

Los conflictos que ha generado el mercado inmobiliario español en la sociedad española tienen una explicación clara: "El precio de las viviendas (por metro cuadrado) creció nada menos que un 106% desde que se estableció el euro, en 1999, hasta 2007. Los salarios (el precio real del trabajo) crecieron sólo un 8%", explica el prestigioso economista español Vicenç Navarro, que dirige el Observatorio Social de España.

Navarro ha indicado en varias ocasiones que los precios de las casas se han incrementado siempre por encima de los costes de producción, y esto ha provocado que las familias se endeudaran con grandes préstamos que excedían su salario.

"Cuando la burbuja inmobiliaria estalló, las familias quedaron en una situación dificilísima, en parte consecuencia de la excesiva protección que tiene la banca versus el ciudadano hipotecado", explicó.

Se calcula que en la actualidad hay, al menos, más de un millón de viviendas vacías, pero hay algunos analistas que estiman en más de un millón y medio la cantidad de inmuebles que no están siendo utilizados.

Por si fuera poco, el precio de una casa sólo ha bajado un 18% desde 2007, cuando comenzó la crisis. Wolfgang Münchau, periodista de la revista Financial Times, consideraba que los precios deberían descender un 30%, mientras que para el experto inmobiliario español Borja Mateo la bajada debería ser del 40% ó 50%.

Según este mismo analista, la banca posee entre 750 mil y 900 mil departamentos, en parte, favorecida por una legislación que no le ha puesto ningún tipo de regulación a la hora de valorar bienes inmuebles. La oferta total de viviendas en España, que Mateo calcula en 5,7 millones, se divide entre departamentos en construcción, de primera y segunda mano, y aquellos que están vacíos, escriturados, pero no registrados.

El otro rostro de una crisis inmobiliaria que afecta no sólo a los mercados se encuentra en la gente común: desde 2007 hasta el primer semestre de 2010, se han iniciado un total de 229.923 ejecuciones hipotecarias en todo el país. Hasta ahora, los indignados españoles -movimiento que se originó con las protestas del 15 de mayo- han conseguido detener unos 50 desahucios, pero no deja de ser una cifra simbólica. "Cada ejecución [hipotecaria] no afecta a un individuo, sino a una familia y su entorno. Hablamos de millones de personas perjudicadas" dicen desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

Los culpables de esta situación tienen nombres concretos: desde la Plataforma achacan esta crisis a los bancos y a los poderes públicos, que han permitido que las familias se embarquen en deudas que después no pueden pagar. "Las consecuencias [de esta problemática] sólo las está pagando la parte más vulnerable e indefensa, mientras bancos y cajas reciben millones de euros en ayudas públicas sin ninguna contrapartida".



* Artículo publicado el 05-07-2011 en el portal América Infobae

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Análisis - Argentina está en emergencia ambiental por extensión de soja

La expansión de la soja en Argentina, que se da desde hace tres décadas con el aliento de Gobiernos y grandes conglomerados, ha provocado...