viernes, 9 de septiembre de 2011

Un intruso en la familia

No se asusten los que no sepan de economía. Desde el Museo de Deuda Externa, dependiente de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA), recuerdan lo que dijo en una ocasión el famoso intelectual y escritor argentino Raúl Scalabrini Ortiz: “Los asuntos de economía y finanzas son tan simples que están al alcance de cualquier niño. Sólo requieren saber sumar y restar”. Y si alguien no entiende a un economista, “debe preguntar hasta entender. Y si no entiende, es que está tratando de robarlo”.

Bajo la premisa de “Deuda externa, nunca más”, se instauró este museo de vocación crítica y social. Así, el visitante podrá conocer los atropellos y las mentiras que acompañaron el endeudamiento de Argentina y que consiguieron sumir en la pobreza a uno de los países más ricos del continente.




En la década de los noventa, cuando la deuda externa llegó a su apogeo, ni los ámbitos académicos ni los medios de comunicación hacían mención alguna a este asunto relegado a los especialistas. Así llegó el colapso económico de 2001-2002 y la consiguiente crisis política y social más salvaje que haya sufrido Argentina en los últimos años. Por aquella época, un grupo de 20 voluntarios, estudiantes y graduados en Ciencias Económicas, vio la necesidad de rescatar un tema considerado tabú. Lo hicieron a través de su facultad, que en aquel momento era la única, de todas las que forman la UBA, que no contaba con un museo propio. Desde entonces han organizado dos muestras permanentes en las que explican el proceso de la deuda externa desde los años de la colonización hasta el presente. Pero el trabajo continúa.

Conscientes de que este asunto comenzaba a tener cada vez más proyección, no se conformaron con el Museo de la Deuda Externa. A lo largo de estos años han salido del recinto universitario y se han acercado a instituciones y a colegios con charlas, proyecciones e incluso con una colección de historietas en las que se aborda la relación del país con el FMI, el canje de deuda por educación, o “las actuaciones estelares” de las sucesivas administraciones, entre las que destaca la de la dictadura (1976-1983) y la del expresidente Carlos Menem (1989-1999).

Todos estos proyectos nacen por “una responsabilidad social con la comunidad de la que formamos parte”, dicen desde el museo. Convertibilidad, bonos, reestructuración, cesación de pagos o la función de los acreedores internacionales ya no deben ser cuestiones obtusas de difícil explicación, sino conceptos reconocibles con el fin de que no vuelvan a producirse más engaños, ni saqueos. La trayectoria de Argentina ha servido de ejemplo en este caso, pero tantos otros países pueden aprender de sus errores. “Es un compromiso con la verdad histórica”, añaden, que no debería tener fronteras.

Museo de Deuda Externa
c/ José E. Uriburu 781 (Edificio Anexo de la Facultad Cc Económicas)
Teléfono: (0054) 11 4374-4448 (int. 6552)
Horario de atención: lunes a viernes de 9 a 21 h.
Página web: www.museodeladeuda.com.ar

* Artículo aparecidoel 09-08-2011 en el diario español Público

No hay comentarios:

Publicar un comentario