martes, 14 de julio de 2009

Golpe financiado

Si el documento que aquí se muestra es verídico, podría confirmarse que la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa solicitó apoyo económico a todos sus miembros para "llevar a cabo una estrategia comunicacional y cívica". Cómo debería desarrollarse este llamado, no acaba de explicarse. Pero sí se explican sus motivaciones.

De acuerdo con el folleto, "éste es el momento de defender nuestro país y el resultado del esfuerzo personal de cada uno de nosotros que genera empleo para sus colaboradores, por lo que acudimos al más alto ideal patriótico: su amor por Honduras".

Además de estar rematadamente mal escrito, el texto establece tres tipos de donaciones. Los empresarios están invitados a pagar 1.000, 2.000 ó 3.000 dólares dependiendo de si uno es patriótico, muy patriótico o bien se le desborda su amor por Honduras. El documento, fechado el 26 de junio --dos días antes del golpe de Estado-- facilita la persona a contactar, teléfonos, direcciones, y además el número de una cuenta bancaria.

Como bien me señalaba un amigo, los hay quienes han interpretado esta circular como un pedido de ayuda de los empresarios para salvar al presidente electo Zelaya. Un periódico mexicano entendió que la Cámara de Comercio lo que hacía era organizarse contra el Gobierno de facto, y que las empresas privadas recolectaban dinero para "respaldar la defensa de la democracia y de las libertades sociales". Enternecidos con la decisión de las compañías, el diario El Sol de San Luis no dudaba en patrocinarles con un esplendoroso título --"Iniciativa Privada hondureña se organiza contra golpistas"--, y en hacerles además publicidad gratuita de los modos de pago que se señalan en la misiva de la alta instancia empresarial.

Ésta no sería la única campaña en la que está apasionadamente involucrada la Cámara de Comercio e Industria hondureña. Tanto en su página web como en su perfil de Facebook puede leerse cómo animan a sus afiliados a participar en las manifestaciones contra Zelaya, aunque en realidad procuran no indicarlo de manera tan burda. Es mejor quedar elegantes y decir: "Convocatoria a plantón por la defensa de la democracia". Eso sí. No deja de sugerirse la participación de las empresas "con todo su personal".

No hay más que ver qué les mueve, cuál es la consigna que les inspira: "Más de un siglo impulsando la libre empresa". De ser comprobado la autenticidad de este impreso filtrado en Internet, quedaría muy claro el patrón que utilizan para promover tan altos y patrióticos fines.

No hay comentarios:

Publicar un comentario