sábado, 18 de julio de 2009

Zelaya: "Los políticos de Bush apoyaron el golpe"*

ENTREVISTA

El presidente legítimo de Honduras no esperará más tiempo para regresar a su país. Desde que fue expulsado, Manuel Zelaya ha tratado de reunir en torno a sí el apoyo suficiente para hacer frente al Gobierno de facto que dirige Roberto Micheletti. En estos últimos días ha viajado a la República Dominicana y a Guatemala, en donde fue acogido por sus dirigentes Leonel Fernández y Álvaro Colom con honores de Jefe de Estado. También acudió a Washington (Estados Unidos) para reunirse con varios diplomáticos del Gobierno de Barack Obama, pero nada hasta ahora le ha permitido recuperar su cargo. Ni las negociaciones que ha mantenido con el presidente costarricense Óscar Arias han brindado los resultados esperados, ni la presión internacional ha sido suficiente.
Zelaya sabe que el tiempo corre en su contra. Precisamente cuando se cumplen tres semanas del golpe de Estado en Honduras, Zelaya accedió a una entrevista telefónica desde Managua:

- ¿Cuánto tiempo se da para volver a Honduras?

- El tiempo es indeterminado, depende de los acontecimientos que se están desarrollando por la vía diplomática.

- ¿Con qué garantías cuenta para regresar?

- La garantías son las que el pueblo me dio. El pueblo me eligió y fue un golpe militar el que me derrocó. Estamos evaluando todas estas situaciones para regresar. Porque vamos a hacerlo, por vía marítima, terrestre o aérea. En cualquier lugar o por cualquier frontera.

- ¿Se da algún tiempo máximo para volver?

- No hay un tiempo determinado, pero lógicamente tiene que ser pronto.

- ¿Tiene pensado viajar a Honduras con alguna autoridad o presidente extranjero a fin de que no atenten contra su vida?

- No. La seguridad la da el pueblo, nada más. No hay garantías de seguridad con un régimen golpista.

- Si se acepta su vuelta al poder, ¿a qué sería capaz de renunciar?

Los principios no son negociables. Sólo serían cuestiones técnicas de la forma de la salida de los golpistas. Pero los principios de la democracia no se negocian.

- Si se admite su restitución en el cargo, ¿accedería a convocar elecciones antes de la fecha establecida?

- Por mi parte no hay ninguna objeción a las elecciones anticipadas. Es una facultad del Congreso Nacional cambiar las fechas para que se adelanten. No tengo ninguna objeción a eso.

- ¿Admitiría la posibilidad de dar una amnistía a los miembros del Gobierno de facto?

- Las amnistías en Honduras no las da el presidente, sino que las concede el Congreso Nacional. Ellos tendrán la facultad o no para eso. Nosotros creemos que frente al delito no debe haber impunidad, pero eso no depende de nosotros.

- Pero dado que el Congreso se ha posicionado en contra de usted, si al final el Congreso admite su vuelta al poder es probable que Micheletti pueda obtener la amnistía de la institución que presidió.

- Bueno, el Congreso le podrá disculpar. Como cristiano que soy puedo disculpar y perdonar. Pero el pueblo, la Historia y los países en el ámbito internacional no le van a perdonar.

- ¿Porqué las conversaciones con Micheletti están siendo a través de Costa rica y no por medio de la Organización de Estados Americanos (OEA)?

- No, se hace con la OEA, pero a través de Costa Rica.

- Pero ¿Estados unidos no aconsejó que se negociara a través de Costa Rica?

- Sí, pero con el apoyo de la OEA. Todo está controlado por ella.

- Algunas fuentes dicen que la OEA ha sido desplazada, que ya que no tiene el mismo protagonismo de antes.

- Eso no es cierto, es falso totalmente.

- ¿Por qué negociar con golpistas? ¿No es una manera de legitimarlos?

No estamos negociando. Estamos queriendo que se sometan a la OEA. No hay ninguna negociación.

- ¿Cree que el Gobierno de Estados Unidos es ambiguo en la ayuda que le ofrece para que usted pueda retornar al poder?

- No, el Gobierno está en una sola posición, pero los grupos que se oponen a Obama sí tienen diferentes posiciones.

- ¿Y por qué no han retirado la ayuda a Honduras?

- Estados Unidos ya restringió la ayuda al país de manera bastante significativa, entre ellas la militar.

- Pero los diplomáticos estadounidenses siguen allí.

- Sí, pero están ayudando a resolver el problema.

- ¿Cree que el Pentágono sabía del golpe de Estado, como ha dicho Chávez?

- Sí, todos sabían que estaba creándose una conspiración para el golpe de Estado, pero el mismo embajador de EEUU en Honduras estuvo tratando de impedirlo. El conocimiento de la asonada era general porque ellos venían anunciándolo al menos diez días antes de perpetrarlo.

- ¿Cree que pudo haber instancias dentro del Gobierno que pudieran apoyar el golpe?

- Allí hay sectores de extrema derecha, que son los conocidos halcones de Bush, que sí están apoyando el golpe. Ya sacaron la cara varios congresistas apoyando la asonada y también varios senadores de doble moral. Apoyan la democracia en EEUU y apoyan las dictaduras fuera.

- Según su ex canciller Enrique Ortez, el presidente Óscar Arias estaba al tanto del golpe antes de que sucediera porque había dado su consentimiento para recibirlo a usted en Costa Rica una vez que lo expulsaran. ¿Es verdad?

- No conozco la información. Enrique Ortez es un mentiroso desde hace años.

* Entrevista publicada en el diario español Público

2 comentarios:

  1. ¡ Enhorabuena Ana ! A este paso van a tener que hacerte de plantilla en Público.
    Besos, Pepe

    ResponderEliminar

“Depende de la política española que se avance en la causa del franquismo”

La jueza argentina María Servini de Cubría, que instruye desde 2010 el único proceso judicial del mundo que investiga los crímenes del f...