jueves, 18 de febrero de 2010

Dos mujeres presiden por primera vez el Parlamento en Uruguay*

Dos mujeres presiden por primera vez las cámaras legislativas de Uruguay en una semana en la que se celebra el 25º aniversario de la restauración democrática en el país. Lucía Topolansky, esposa del presidente electo José Mujica y también ex integrante del movimiento tupamaro, se sitúa al frente de la Cámara de Senadores, mientras que la abogada y sindicalista Ivonne Passada será la máxima responsable de la Cámara de Representantes (Congreso). Ambas pertenecen a la coalición de izquierdas gobernante Frente Amplio.

Topolansky, de 64 años, asume el cargo porque encabezó la lista más votada en las elecciones del pasado 25 de octubre, pero sólo hasta el 1 de marzo, cuando Danilo Astori asuma como vicepresidente de la República, cargo al que constitucionalmente también le corresponde la titularidad del Senado.

Comienza así un nuevo ciclo en el Parlamento uruguayo de cinco años de duración (2010-2015) en el que el oficialismo vuelve a tener mayoría absoluta. Cuenta con 50 escaños de un total de 99 en la Cámara baja, y con 17 escaños de 31 en la de Senadores.

Durante la legislatura pasada, bajo la gestión del actual presidente Tabaré Vázquez, el Frente Amplio obtuvo dos diputados más pero el mismo número de senadores que ahora.

En cualquier caso, la coalición mantiene su superioridad sobre los dos partidos tradicionales que hasta el siglo pasado se turnaban en el poder: el Partido Nacional (o Blanco), que se conforma con 30 diputados y 9 senadores, y el Partido Colorado, al que le corresponden 17 bancas en la Cámara de Representantes y 5 en el Senado. Aparte, el Partido Independiente ha conseguido dos diputados.

En cambio, la presidencia en la Cámara de Representantes es electiva y rota cada año. Passada, recibió el voto unánime de todos los bloques legislativos, y dedicó su asunción y la de Topolansky a las mujeres trabajadoras del campo, a las madres solteras, a las uruguayas de origen africano y a “las que aún buscan a sus hijos desaparecidos”.

A pesar de situar dos mujeres al frente del parlamento, Uruguay es uno de los países de América Latina con menor presencia femenina en las Cámaras: sólo 18 de los 130 parlamentarios investidos son mujeres. Desde que finalizó la última dictadura uruguaya (1973-1985), sólo 29 mujeres han llegado al Parlamento uruguayo. Conscientes de ello, las Cámaras votaron en la pasada legislatura una ley que establecerá cuotas de género a partir de las elecciones de 2014.

El país festeja estos días 25 años desde la llegada de la democracia, el 15 de febrero de 1985, cuando se reinstaló el Parlamento, y que terminó de completarse con la asunción el 1 de marzo de Julio María Sanguinetti como presidente de la República tras de casi doce años de dictadura.


* Artículo aparecido en Público el 17-02-2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario

“Depende de la política española que se avance en la causa del franquismo”

La jueza argentina María Servini de Cubría, que instruye desde 2010 el único proceso judicial del mundo que investiga los crímenes del f...