domingo, 12 de diciembre de 2010

Argentina premia el papel de Garzón en favor de la memoria

El juez Baltasar Garzón fue galardonado este viernes en Buenos Aires con el premio Azucena Villaflor en una ceremonia organizada con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos, que en Argentina coincide además con el Día de la Restauración de la Democracia y con el tercer aniversario de la asunción de la presidenta argentina Cristina Fernández.

Fue precisamente la mandataria quien le entregó al magistrado esta distinción, que lleva el nombre de una de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo, Azucena Villaflor, quien fue secuestrada y asesinada un año después de que comenzara la dictadura (1976-1983)

El galardón Azucena Villaflor es otorgado desde 2003 por la Secretaría de Derechos Humanos en reconocimiento a todos aquellos que luchan por la democracia y por los derechos humanos. En 2009, por ejemplo, este galardón fue entregado a cuatro integrantes de Padres de la Plaza de Mayo, una organización formada por padres de detenidos-desaparecidos que causó el régimen militar.

Garzón recibió esta distinción “como tributo a los incansables esfuerzos que ha desplegado en pro del reconocimiento del derecho a la memoria, a la verdad y a la justicia de las víctimas y familiares de víctimas de persecución política y a su decisiva contribución para la consolidación del Derecho Internacional de los Derechos Humanos”, de acuerdo con un decreto del Gobierno.


En Argentina el juez español es muy conocido por haber procesado al ex represores argentinos como Ricardo Cavallo o Adolfo Scilingo, que fueron acusados de cometer delitos de lesa humanidad contra ciudadanos españoles, y por haber pedido la extradición en 1998 del ex dictador Augusto Pinochet.

El pasado jueves, Garzón visitó además la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), que fue el mayor centro clandestino de detención que funcionó durante la dictadura, y acompañó a Madres de Plaza de Mayo y a la presidenta de Abuelas, Estela de Carlotto, en su marcha por esta plaza para conmemorar los 25 años de la sentencia del Juicio a las Juntas que en 1985 procesó a los máximos representantes de la dictadura, y que para Garzón “fue un ejemplo de cómo responder a la represión desde la Justicia”, según sus palabras.


Homenajes


También el pasado viernes Cristina Fernández otorgó el galardón Emilio Mignone, que se destina a quienes en el exterior hayan sobresalido por la promoción y protección de los derechos humanos, a la ONG Abogados de Zimbabwe por los Derechos Humanos (ZLHR), y el premio Bicentenario de la Revolución de Mayo a los Derechos Humanos, a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, “que a lo largo de los años y desde los tiempos de la dictadura, han evidenciado una permanente actividad en la lucha contra la impunidad, por la Memoria, la Verdad y la Justicia”, según el Ejecutivo.

Durante el acto, la presidenta argentina también homenajeó a la ex senadora colombiana Piedad Córdoba, a Martín Luther King III, y a defensores de los derechos humanos como Otilia Lux de Guatemala y Roberto Cuellar de El Salvador. También estuvieron presentes los integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos que en 1979 visitaron el país para corroborar las violaciones a los derechos humanos del régimen militar, lo que después permitió dar a conocer al mundo entero las atrocidades que cometía la dictadura en Argentina.


* Artículo aparecido el 12-12-2010 en el diario español Público.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Análisis - Argentina está en emergencia ambiental por extensión de soja

La expansión de la soja en Argentina, que se da desde hace tres décadas con el aliento de Gobiernos y grandes conglomerados, ha provocado...