jueves, 22 de abril de 2010

Pena de 25 años para el último dictador de Argentina*

El último dictador de Argentina pasará el resto de sus días en una cárcel común. La Justicia condenó el pasado martes al ex general Reynaldo Bignone, de 82 años, a 25 años de prisión por secuestrar y torturar entre 1976 y 1978 a 56 personas en el régimen militar Campo de Mayo, donde funcionaba uno de los centros clandestinos de detención más crueles de la dictadura (1976-1983), y por el que pasaron al menos unas 5.000 personas.

Bignone no estuvo presente durante la lectura del fallo, pero sí reconoció ante los jueces, antes de ser condenado, que durante el régimen militar habían desaparecido 8.000 personas. También admitió el robo de bebés durante la dictadura, aunque indicó que no llegaban a 30. Las organizaciones de derechos humanos, en cambio, cifran en 30.000 las personas desaparecidas y en unos 500 los niños apropiados por los militares. Abuelas de Plaza de Mayo ya ha encontrado a 101.

Junto al ex dictador han sido condenados a la misma pena el ex comandante Santiago Omar Riveros y el ex jefe de departamento de inteligencia Fernando Verplaetsen. Otros tres ex militares fueron sentenciados a 17,18 y 20 años de prisión, que también deberán cumplir en una cárcel común. Sólo uno de los imputados durante el juicio fue absuelto.

Éste la primera condena que recibe un ex presidente de facto argentino desde que se anularan las leyes de Obediencia Debida y Punto Final en 2003. Hasta ahora más de 600 personas han sido procesadas por delitos de lesa humanidad en Argentina, aunque sólo 59 tienen un juicio abierto en curso.


* Artículo aparecido el 22-04-2010 en el diario español Público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario