jueves, 10 de junio de 2010

La OEA no logra frenar la carrera de armamento de América Latina*

América Latina es consciente de la carrera armamentística en la que se ha precipitado en los últimos años, pero la Organización de Estados Americanos (OEA) no ha sido capaz de establecer un horizonte preciso a su gasto militar. La 40º Asamblea General del organismo, celebrada en Lima (Perú), ha culminado este martes con una resolución rebosante de intenciones pero desprovista de objetivos concretos que permitan confiar en un descenso de la inversión bélica en la región.

En el documento, conocido como la Declaración de Lima, los cancilleres de los países que conforman la OEA han afirmado su “compromiso con la paz, la seguridad y la cooperación” y la “importancia” de crear “un ambiente propicio para el control de armamentos, la limitación de armas convencionales y la no proliferación de armas de destrucción en masa”. Se insiste, en suma, en acotar y hacer más transparente la inversión militar, pero no se imponen obligaciones específicas.

Más contundencia en el texto final esperaba el presidente peruano Alan García, quien desde hace unas semanas cuestiona públicamente el gasto militar de toda la zona. El mes pasado llegó a precisar en Madrid, durante la Cumbre América Latina-Unión Europea, que “lo peor que puede haber entre países en desarrollo” era una “competencia armamentística”.

Según datos del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI), las compras de armas en América Latina han ascendido en 2009 a 51.800 millones de dólares, lo que supone un aumento del gasto en los últimos cinco años de un 150% con respecto al periodo 2000-2004.


* Artículo aparecido el 10-06-2010 en el diario español Público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Análisis - Argentina está en emergencia ambiental por extensión de soja

La expansión de la soja en Argentina, que se da desde hace tres décadas con el aliento de Gobiernos y grandes conglomerados, ha provocado...