viernes, 3 de diciembre de 2010

Iberoamérica se reúne con ausencias y a la sombra de Wikileaks

Difícil será que la XX Cumbre Iberoamericana que tendrá lugar hoy y mañana en Mar del Plata (Argentina) no se deje arrastrar por el escándalo que han ocasionado las últimas revelaciones de Wikileaks sobre los cables de la diplomacia estadounidense. Tampoco será un motivo de alegría la ausencia del presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, en este encuentro de jefes de Estado y de Gobierno de América Latina, España y Portugal.

Esta es la primera vez que un presidente español no acude a una Cumbre Iberoamericana, la cual se celebra cada año desde 1991. España estará entonces representada en la cumbre por el rey Juan Carlos y por la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, mientras que Zapatero se quedará en Madrid para presidir este viernes la reunión del Consejo de Ministros que aprobará un paquete de medidas de ajuste económico.

Desaire

Zapatero también anuló la visita oficial a Bolivia, programada para ayer, para firmar acuerdos bilaterales.

El presidente boliviano, Evo Morales, también ha decidido no asistir a la Cumbre Iberoamericana alegando su reciente operación de rodilla.

Sin embargo, la prensa argentina sospecha que la ausencia del mandatario boliviano responde a un "desaire" de Morales hacia la presidenta argentina, Cristina Fernández, después de que varios cables filtrados por Wikileaks revelaran que la jefa de Estado argentina supuestamente se comprometió con Estados Unidos a "cooperar" para debilitar al presidente de Bolivia.

Según el diario La Nación, Cristina Fernández ha designado al menos a dos altos funcionarios de la Cancillería para que aclaren al presidente boliviano "el malentendido" que hayan podido causar los documentos publicados.

Evo Morales, también ha decidido no asistir a la Cumbre IberoamericanaQuien ni siquiera fue invitado a participar, por decisión del país anfitrión, fue el mandatario de Honduras, Porfirio Lobo. La Unión Suramericana de Naciones (Unasur), que se reunirá en el marco de la cumbre iberoamericana para elegir a su nuevo secretario general tras la muerte de Néstor Kirchner, no reconoce la legitimidad de las elecciones en las que salió elegido Lobo, celebradas tras el golpe de Estado que derrocó al ex presidente Manuel Zelaya.

Cláusula democratizadora

Todo ello ha ensombrecido el eje central del encuentro y su lema: Educación para la inclusión social. Objetivo del cónclave es aprobar el programa Metas 2021, que prevé una inversión de 100.000 millones de dólares para universalizar la alfabetización y garantizar un acceso igualitario a la educación.

Argentina propondrá además que se incluya en la declaración final de la cumbre una "cláusula democratizadora" similar a la aprobada por Unasur en Guyana el pasado 26 de noviembre con el fin de que España y Portugal se comprometan a imponer sanciones comerciales a todo país que sufra un golpe de Estado.


* Artículo aparecido el 03-12-2010 en el diario español Público

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Análisis - Argentina está en emergencia ambiental por extensión de soja

La expansión de la soja en Argentina, que se da desde hace tres décadas con el aliento de Gobiernos y grandes conglomerados, ha provocado...