sábado, 25 de diciembre de 2010

La crisis envia a miles de jovenes a Argentina

“La esperanza es una palabra fea, no se debe usar” decía el genial maestro de la comedia italiana Mario Monicelli, quien murió hace unas semanas en un hospital de Roma. “La esperanza es una trampa inventada por quienes mandan, es la palabra de aquellos que te hablan de Dios: 'sed buenos, estad callados, rezad, que ya tendréis vuestra recompensa en el más allá. Volved a casa, sí, aunque seáis precarios, que dentro de dos meses os contrataremos de nuevo, os daremos otro puesto de trabajo. Tened esperanza'. Pero nunca llega esta esperanza” sentenciaba el director. “Es una cosa infame”.

Las palabras de Monicelli bien se pueden trasladar a España, de donde salen cada mes unos 1.200 jóvenes de entre 25 y 35 años para buscar en Argentina la alternativa laboral que su país no les brinda. Anna Mundet es una de ellos. Nació en Castellar del Vallès (Barcelona) hace 30 años, y en enero decidió venir a Buenos Aires para poder ejercer su profesión.

“Yo soy maquilladora y en España intentaba desempeñarme como tal, pero había pocas oportunidades”, comentó a Público. “Estuve en una empresa de asistencia en carretera durante casi tres años hasta que no pude más: 'o ahora o nunca', me dije”.

Mundet sólo contaba con una amiga en Buenos Aires cuando se decidió a viajar. Al llegar a la capital argentina descubrió que la gigantesca urbe le permitía encontrar trabajo como maquilladora, algo que siempre había soñado. “Desde hacía tiempo tenía ganas de irme de España, aunque fuera por un año. Ahora he decidido que me voy a quedar más tiempo porque es muy interesante lo que estoy haciendo. Además aquí la gente te ayuda, no como en España”.

La joven catalana resalta la presión a la que allí estaba sometida, “ésa que te impone que para ser un buen ciudadano hay que hacer todo correcto, tener una casa, y más tarde hijos”. En Argentina ha encontrado, sin embargo, una sociedad abierta, predispuesta a ayudar. “En España, en cambio, funcionaba así: “te ayudo pero ¿cuánto me pagas?”. Ése es el resumen de España”, zanja Mundet.

De su país no le llegan buenas noticias. “Lo que me cuentan desde allá es que hay una negatividad general muy grande, y que lo peor está aún por venir. Me aconsejan que no vuelva”, admite la maquilladora. “En menos de un año más de la mitad de mis amigos se han quedado en paro, y esto nunca había pasado”.

Las cifras le dan la razón. Según la consultora laboral Adecco, en los dos últimos años 33.543 españoles han llegado a este país latinoamericano con el fin de encontrar una prosperidad que en España parece negada de antemano. Sólo en 2010, mas de 100.000 personas han abandonado el país.

“Por una parte perdemos a gente muy calificada porque fuera encuentran mejores condiciones y se encuentran más valorados” explica Marta López-Tappero, del departamento de Movilidad Internacional de Adecco. “Por otra parte, estamos cambiando nuestra cultura cosmopolita. Los españoles no tenemos una gran tradición de movilidad internacional. Nos cuesta irnos y hablar otros idiomas. La crisis ahora nos empuja a aportar más valor a nuestra experiencia laboral y a nuestra experiencia de vida, aunque es una pena que sea por estas razones”.

España vuelve así a ser país de emigrantes, y el primer destino elegido es Argentina, como ya lo fue entre finales del s.XIX y comienzos del XX para los más de dos millones de españoles que llegaron a esta nación huyendo de la pobreza y de la miseria. La dictadura argentina (1976-1983) y la crisis de 2001-2002 forzaron a su vez la marcha a España de miles de argentinos, pero ahora la historia vuelve a dar un vuelco, y hoy son los españoles los que aspiran que Argentina pueda ser el lugar donde poder construir un proyecto de futuro.


Argentina, país elegido

Pero ¿por qué tantos jóvenes españoles deciden emigrar a este país? “Hay un gran número demandantes de empleo en América Latina, porque los jóvenes están más abiertos a irse más lejos y a vivir en otra cultura” indica la representante de Adecco. “Dentro de esta región, los países donde se ve más perspectiva laboral son Argentina y Brasil, pero como en este último país se habla portugués, gana Argentina por cuestión de cercanía lingüística, por sus hábitos, que son parecidos a los europeos, y porque es una nación que ha remontado mucho en los últimos años”.

Que Argentina sea la alternativa más común de este éxodo implacable de jóvenes, en constante aumento, se explica también por los miles de ciudadanos argentinos con nacionalidad española que vivían en España y ahora prefieren volver a su país. En la actualidad, los argentinos con certificado de registro o con tarjeta de residencia en España son sólo 89.200, de acuerdo con la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración española.

Muy superior es el número de españoles que viven en Argentina. De los casi 1.400.000 residentes que se encuentran en el extranjero, el 22% (305.746 personas) han decidido emigrar a este país latinoamericano, muy por detrás de los que han escogido Francia (11,81% - 164.181 personas), Venezuela (9,99% - 138.890 personas) o Alemania (6,14% - 85.284 personas), según el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

Este éxodo no es igual en todas las comunidades autónomas. Uno de cada cuatro españoles que decide buscar suerte en otro país es gallego. Distribuidos por el mundo también hay un gran número de madrileños y catalanes que han descartado España como lugar de permanencia.


* Artículo aparecido el 13-12-2010 en el diario español Público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Análisis - Argentina está en emergencia ambiental por extensión de soja

La expansión de la soja en Argentina, que se da desde hace tres décadas con el aliento de Gobiernos y grandes conglomerados, ha provocado...